El masaje holístico es un masaje global que respecta las necesidades anatómicas y bioenergética de las personas, combinado con terapias naturales como aromaterapia, cristaloterapia y cromoterapia. Definitivamente es perfecto como antiestrés, para ayudarnos a superar los bloqueos emocionales y las contracturas musculares que a menudo se derivan de estos.

El masaje es el remedio más antiguo e inmediato para aliviar el dolor o el cansancio: solemos colocar las manos en la parte del cuerpo que nos duele, con un gesto sencillo e instintivo desde siempre. Entre los numerosos tipos de masajes que ofrecen los centros especializados, el masaje holístico se puede considerar como una síntesis con el fin último de lograr el bienestar psicofísico y por tanto el equilibrio de la persona. «Holístico» de hecho significa «integral» (del Griego olos, “Totalidad”) y por masaje holístico entendemos, por tanto, un tipo de tratamiento que considera a la persona como un todo. A partir de la comunicación no verbal del cuerpo, un buen masajista aprende a escuchar lo que comunica el cuerpo físico, observando el color de la piel, la relajación y contracturas,la respiraciòn y las posiciones tomadas durante el masaje por el cuerpo, manos, pies y los movimientos de la cara.

Se trata, por tanto, de un masaje global que sigue las técnicas manuales específicas para el masaje y se integra con otros aspectos relacionados con terapias naturales como la aromaterapia (mediante el uso de aceites esenciales ), cristaloterapia (con la colocación de cristales de colores seleccionados en el cuerpo), cromoterapia (uso de luces de colores suaves) en función de las necesidades reales del paciente, que adquirirá fluidez y relajación.

Definitivamente indicado como técnica antiestrés, este tipo de masaje reduce el impacto con la vida cotidiana que muchas veces nos empuja a situaciones en las que nuestro cuerpo sufre: desde la mala postura en el escritorio hasta el endurecimiento del carácter por dificultades en las relaciones interpersonales, el masaje holístico puede convertirse en una ayuda válida para ayudarnos a superar el impasse emocional y los bloqueos musculares que se derivan de él.